¡Facilitan la transición de la mamadera a la utilización de cubiertos!

Gracias a la suavidad de su silicona y la flexibilidad de su punta, permite alimentar al bebé de la forma correcta, sin lastimar sus encías.

Pueden lavarse en el lavavajillas.